close
El mejor papá del mundo – Por María Clara Rodríguez
En familia

El mejor papá del mundo – Por María Clara Rodríguez

La mamá de Matilde, bloggera y youtuber de temas de maternidad, María Clara Rodríguez, nos comparte una bonita reflexión para el día del padre sobre el mejor papá del mundo.   Este es un tributo a todos aquellos hombre que han decidido ejercer su paternidad, para lo cual, por cierto, se requiere de bastante hombría y valentía. Me llena el alma ver cómo cada día son más padres los que deciden tener una participación activa con sus hijos, incluso, desde el embarazo.   Nada más gratificante y placentero que ver en las salas espera ginecológicas a mujeres cuyas manos son sujetadas por sus parejas, no sólo acompañándolas sino enterándose de cada detalle y teniendo aún más claro que la mamá cuántas semanas de gestación tiene su retoño, fechas de vacunas gestacionales y día probable de parto. Nada más tierno que ver a un papá alimentando a su hijo, preparando su baño, cargando la pañalera, peinándolo, vistiéndolo o llevándolo al jardín.   Hoy celebro a cada papá que ha trasnochado con su hijo, que preparó teteros en la temperatura perfecta, que sacó gases para regalarle unos minutos de sueño a la mamá, que estuvo a su lado en el parto, que juega fútbol, pero también a las princesas, y que sólo por ese hecho, se hace más hombre que cualquiera.   Todo eso que antes era rol exclusivo de la mamá es hoy historia del pasado. Hoy más que nunca vemos padres comprometidos con la crianza de sus hijos. Les aseguro que, si miramos atrás, cuando éramos bebés, recordamos una figura paterna un tanto distinta. Para nadie es un secreto que anteriormente el machismo hacía de las suyas a la hora de definir roles en algo tan emocional como lo es criar un hijo; era mamá la encargada de todo lo de los hijos y papá era el encargado de proveernos para poder hacerlo.   Hoy celebro ese avance y evolución pues ese pequeño cambio ha hecho que las mamás podamos sentirnos más acompañadas en esta labor y que podamos compartir con más empatía todo lo que sucede con nuestros hijos. ¡Ya no estamos solas! Y qué bien se siente poder compartir responsabilidades, tomar decisiones en conjunto y discutir temas trascendentales de crianza en equipo.   Pero también celebro a esas mamás que han dejado a los padres actuar. Pues, aunque no sea tan evidente, para tener a nuestro lado al mejor papá del mundo para nuestros hijos, nosotras tenemos una gran responsabilidad. De entrada, somos nosotras quienes los involucramos en el proceso y les ayudamos a compenetrarse, o les negamos ese espacio que muchos buscan a gritos. Y no podemos caer en esa trampa. Conozco muchas madres que por ser esa mamá leona y protectora que llevamos dentro sienten que nadie puede hacer las cosas mejor que ellas mismas y cortan ese lazo papá -hijo sin entender que, al final, los únicos perjudicados son pequeños, pues son ellos quien se pierden a ese cuidador natural en su totalidad y esplendor. A los padres, hay que dejarlos aprender, pero también hay que dejarlos equivocarse, igual que nosotras lo hemos hecho.   Así que no teman equilibrar roles y responsabilidades. Somos nosotras, con nuestra inteligencia emocional quienes podemos crear a ese padre que siempre soñamos para nuestros hijos. Y eso hay que hacerlo desde el embarazo. Responsabilidades como acompañarlas a sus citas, exámenes, hacerles masajes, recordarles de las vitaminas o asistir dispuestos a los cursos prenatales, irán sembrando poco a poco ese papá que soñamos.   Alejémonos de extremo en el que veo que muchas han caído últimamente y es la de sentir que no debemos agradecer por las buenas acciones al papá pues “no nos hacen un favor, sino que cumplen con su obligación”, lo cual, en términos prácticos, es cierto. Pero emocionalmente hablando, que bien se siente cuando nos agradecen y nos motivan para ser mejores cada día.  Si nos gusta a nosotras que nos agradezcan y enaltezcan nuestro rol natural de #SerMamá, ¿por qué no hacerlo con ellos también sin prevenciones?   Hoy yo agradezco al papá de mis hijos y quisiera que así mismo lo hicieran ustedes, sin temor, sin prevención y en cambio, con la firme convicción de que al celebrar y agradecer tanto esa tarea natural y como esa milla extra que muchos deciden correr, sólo obtendremos un mayor apoyo y mejor compañero es este retador camino de la maternidad.   ¡Celebremos juntas al mejor papá del mundo! No dejen de comentar este blog, etiquetar o mencionar a ese “Súper papá” o de compartirlo con sus pareja.

Comentarios

comentarios


Comentarios

comentarios

NUESTRO INSTAGRAM

BABYFRESHOFICIAL