close
Manual para la felicidad de mamá
En familia

Manual para la felicidad de mamá

María Clara Rodríguez, mamá de Matilde, presentadora y Youtuber, nos tiene 5 mandamientos para el bienestar de mamá. No te los pierdas! Este es un mes especial. Celebramos nuestro día y yo no podía dejar de celebrarlo con ustedes, mi tribu #SerMamá, y qué mejor que en este espacio que tanto nos ha acercado. Más allá de celebraciones y que nos llenen de regalos, felicitaciones, chocolates e invitaciones especiales, creo que es un día para autocelebrarnos; un día para reconocernos y creernos de corazón, que tenemos una de las labores más complejas e importantes en la humanidad y una de las más retadoras pero… con seguridad, la más gratificante. Mamás: Uno de los mejores legados que podemos dejar a nuestros hijos, y al mundo, es darnos nuestro lugar. Ya seamos madres de tiempo completo, madres que trabajan desde sus casas o en horarios extenuantes de oficina, mamá de uno, de tres o cinco, novatas o experimentadas, gestantes o con un largo camino recorrido, todas tenemos algo en común; el corazón se nos ha transformado y se ha multiplicado en valentía, tolerancia y amor. Hemos decidido entregarnos en cuerpo y alma a un ser desconocido que día a día, contra todo pronóstico, se roba un poco más nuestro corazón.   Hacemos una labor titánica e incomparable a cualquier otro trabajo. Sin quitar importancia a ningún rol en la sociedad, considero que el ser madre es de los pocos que puede transformar el mundo, nuestro entorno y nuestra propia vida. Recientemente leí en un estudio de una prestigiosa marca de alimentos internacional que ser mamá equivale a tener 2.5 trabajos de tiempo completo. ¡Y no es para menos! No tenemos horarios, descansos, vacaciones, permisos ni derecho a incapacidades que nos permitan ausentarnos de nuestra labor. Estamos ahí, disponibles, pase lo que pase.   El mismo estudio indicaba algo que me pareció aún más revelador y es que las mamás en promedio nos dedicamos sólo 1 hora diaria a nosotras mismas. Y eso, no puede ser sano para ningún ser humano que sea contratado por 2.5 trabajos de tiempo completo. ¿O sí?   Por eso, hoy mi invitación es a autocelebrar lo todopoderosas que podemos ser. A agradecer al Universo por dotarnos con una fuerza mágica para afrontar cada reto sin rendirnos. Pero mi invitación también es a que no esperemos los regalos de los demás, pues del amor y reconocimiento propio, devendrá el amor y reconocimiento de nuestros hijos, nuestras parejas, nuestra familia y de la sociedad en general.   ¿Y cómo hacerlo?  Les voy a dar mi secreto: mi mejor manera de autocelebrarme, de consentirme, de desbordar amor por quien soy hoy y así mismo reflejarlo a mi hija y familia, es entendiendo de forma consciente y repitiendo cada vez que es necesario,  a modo de mantra: Si estoy bien, todo a mi alrededor está bien.   Y así es mamás, esta labor que tanto sacrificio implica tiene una condición para ser exitosa: ¡debemos disfrutarla! Y eso, sólo depende de nuestro equilibrio emocional y físico.   Les comparto mi manual para estar en equilibrio en mi maternidad. Mi manera de consentirme, darme valor y autocelebrarme, no sólo este mes, sino todos los días de mi vida:

1. Tengo mi tribu de apoyo

Un grupo de mamás que comprenden mi lenguaje, preocupaciones y alegrías, con quienes puedo desahogarme y recargarme. Mensualmente tengo un espacio sagrado con ellas para mí, y solo para mí. Hacemos planes que pueden ser desde un desayuno, tarde de café, día de spa o en ocasiones especiales cena y un vino. Tenemos un grupo de chat que atiende 24 horas y cualquier urgencia de mamá, marital o personal.

2. Papá no es una ayuda, es mi compañero de crianza

Criar entre dos será más divertido y placentero. Cuando mamá y papá están en la vida del bebé, él no es una ayuda, él debe estar igual de involucrado en todo. Que papá sepa qué se siente, el sacrificio que se debe hacer, que comparta tus angustias, cansancio y preocupaciones, hará que valore cada cosa que hagas y que cuando lo necesites, él pueda encargarse todo para que tú puedas tener un ratico para ti.

3. Autorregulación: no te creas la súper mamá

Si necesitas ayuda grita ¡AUXILIO! sin culpa. No hay mamá perfecta. Unas somos más pacientes, otras más explosivas, pero siempre habrá un momento en que nos agobiemos. Cuando me sucede, no me dejo llevar al límite y evito explotar. Reconozco que estoy agotada o que necesito un tiempo para mí, paro, me relajo, y regreso. Mi manera de calmarme en esos momentos es haciendo una caminata afuera, y sola, o tomando una ducha caliente en silencio. A veces 10 minutos bastan para “regresar”.

4. Soy flexible y vivo el día a día

Nunca digas 'nunca' en términos de crianza. Planea el norte, pero deja que el día a día te dicte el camino. Me he dado cuenta que entre más ceñida a las reglas estoy, más me agobia esta labor. En cambio, cuando me relajo y voy al ritmo que el día a día me dicta y al ritmo que mi propia hija me va dando, todo resulta más natural, más tranquilo, sin esperar nada, sino sorprendiéndome por lo que va sucediendo. Planear tanto puede ser contraproducente pues con los niños, todo es impredecible.

5. ¡Tiempo para MÍ!

Bien dicen por ahí que una madre feliz hace un bebé feliz y yo me lo he tomado muy a pecho. Hay cosas que me hacen feliz como ir a la peluquería, hacerme un masaje, tener tiempo para un manicure, ejercitarme o escuchar música. Por eso cuando organizo mi semana, destino un día y un horario particular para consentirme y hacerme feliz con eso que me gusta.  Así no tendré excusa para no sonreír, o sentirme feliz con cómo me veo o con cómo me siento.   Espero este manual les sea muy útil. Escríbanlo, compártanlo, adecúenlo a sus necesidades, a sus tiempos, a su estilo, pero no dejen de practicarlo. Seamos las primeras responsables de nosotras mismas, de garantizar las condiciones necesarias para este trabajo doble y hasta triple que debemos afrontar.   Este, sin duda, es el mejor regalo que nos podemos dar pues, solo así, estaremos listas para recibir.  

¡Feliz día mamás!

Comentarios

comentarios


Comentarios

comentarios

NUESTRO INSTAGRAM

BABYFRESHOFICIAL