Andrés Sandoval, un actor transformado por el amor de papá

Andrés Sandoval, un actor transformado por el amor de papá

    Durante muchos años, el actor Andrés Sandoval fue reconocido por sus papeles en series y novelas nacionales. Hoy en día tiene su propia empresa audiovisual y le ha dado un giro completo a su vida. Una de las razones para este cambio es el amor que ha construido con su familia: su esposa Katty y su bebita María Emilia, de 5 meses de nacida. Hablamos un poco con Andrés para nuestro especial de papás, y esto es lo que nos contó.      


¿Sientes que el nacimiento de María Emilia cambió tu forma de ver la vida? ¡Por supuesto! El nacimiento de ‘Memi’ es el último giro en mi proceso de cambio a una vida sana, tranquila y llena de amor. Primero me reencontré con Dios, como católico en febrero del 2015 después de 18 años de no creer en él y eso ha sido determinante para ver la vida de otra manera, luego mi reencuentro con Katty, mi mujer que, después de 11 años de conocernos, Dios nos reúne para muchos objetivos, entre esos mostrarme que la vida es muy distinta a lo que yo venía acostumbrado y que el amor verdadero sí existe. Finalmente llega a nuestro hogar María Emilia, ese ser que me tiene volando de la felicidad y con la mira puesta en ser mejor hombre cada día con mi testimonio y lo que hago por mi familia y por esas personas que necesitan ver a quienes pasaron por desiertos como yo, atravesando con ceguera espiritual muchos años donde la equivocación reinaba, para luego encontrar una oportunidad apoyada en bases firmes y reales de vivir con felicidad y llevar ese mensaje a todas partes.
Andrés-Sandoval-un-actor-transformado-por-el-amor-de-papá-01   Te retiraste del tipo de proyectos de televisión con los que llegaste a la fama y actualmente tienes tu propia empresa audiovisual y cultural. ¿Crees que este cambio laboral te benefició a la hora de ser papá? Me retiré de todo tipo de proyectos y/o personajes que dejen malas enseñanzas y den mal mensaje. En el medio abunda la gente que hace todo tipo de proyectos sin importar el mensaje, preocupados únicamente por tener y tener y tener: fama, dinero, reconocimiento, etc. Me di cuenta de que no era suficiente con hacer proyectos en donde lo único que me importaba era mostrar que era capaz de desarrollar personajes sin ver el contexto social en el que vivimos y que necesita un cambio absoluto de mentalidad. Me di cuenta de que no bastaba con hacer obras sociales para sentirme bien después de dejar malos mensajes con mis personajes y, peor aún, con mi vida y ejemplo como ser humano que estaba intoxicado del mundo. Pero sobre todo me di cuenta de que como actores o artistas, en general tenemos una responsabilidad social muy fuerte, un impacto concreto y poderoso como para seguir siendo tan egoísta y luego justificarme con todo a lo que uno puede adjudicarle culpas. Mi empresa audiovisual es la respuesta creativa, espiritual y cultural que pretende sembrar buen mensaje, en eso estamos y empujamos nuestro sueño con mucho esfuerzo y ganas. Este cambio laboral es un ejemplo de valores y compromiso social/espiritual para nuestra hija y estamos seguros que le va a servir para su vida. Sobre todo para pensar muy bien antes de actuar. Andrés-Sandoval-un-actor-transformado-por-el-amor-de-papá-02 ¿Cuáles son los momentos que más te gusta pasar con tu hija? Las horas en que estoy despierto y cuando me vuelvo a despertar, aunque a veces nos encontramos en sueños. Amo cada segundo a su lado. ¿Cómo te gustaría celebrar el día del Padre? Deseo que mi mujer me prepare un desayuno delicioso y luego junto con la bebé me llenen de apapachos y mimos durante todo el día para, en la noche, en la misa, pedir por el bienestar de nosotros y cada una de las personas que lea esta entrevista. ¿Cuál es el reto más difícil que has afrontado con la paternidad? La paternidad en sí es una aventura cuya línea, casi invisible, entre lo bueno y lo malo deja de ser subjetiva para convertirse en algo determinante en un futuro ajeno que en algún momento fue propio. El cuidado de los hijos es un tema cada vez mejor balanceado entre papás y mamás, ¿Cómo lo manejan Katty y tú? Me considero el hombre más bendecido de todos por contar con la mujer que Dios me dio, no solo para ayudarme con todo el amor del mundo a mejorar aspectos de mi vida personal y espiritual sino también para guiarme en esas cosas que, como papá primerizo, no entendía, sobre todo en los primeros tres meses de vida de la bebé. Como tenemos nuestra empresa propia, manejamos nuestros tiempos y nos repartimos todo.  
Andrés-Sandoval-un-actor-transformado-por-el-amor-de-papá-03   En tus nuevos proyectos tu principal meta es generar un impacto social positivo, ¿Qué mensaje le darías a otros papás para inspirarlos a ser agentes de cambio? Primero que anden de la mano de Dios. Yo entiendo el punto de vista de los no creyentes porque lo fui durante muchos años, pero nunca va a ser lo mismo desarrollar el intelecto y la personalidad sin Dios que con Dios como guía. Por experiencia propia lo digo. Ahora bien, si este consejo no llega a esos papás no creyentes de la mejor manera, es el momento para que sus parejas logren desarrollar en ellos si no la creencia, por lo menos el respeto por la decisión que su hijo/hija tomen al respecto sin estar influenciado por consejos puramente intelectuales. Segundo, que amen hasta que sus vidas dejen de ser suyas. El amor verdadero es el sentimiento más maravilloso que se puede experimentar y, no basta con ser aceptados tal cual somos, también debemos cambiar aspectos que ayuden a la formación, en conjunto con tu esposa, de personas que dejen huella positiva en el mundo. Y tercero, disfruten cada cosa que sus hijos o hijas les den, ellos son los maestros que necesitamos para llegar a ser tan puros, sinceros y auténticos como ellos lo son per se. En ese sentido estamos permeados de tanta información negativa y queremos pasarla a nuestros hijos pensando que así deben ser las cosas... Eso es un grave error, todos llegamos al mundo siendo muy puros y reales, pero con el tiempo y las informaciones varias de todos los manuales de comportamiento, más la formación del hogar y las relaciones en general, perdemos mucho de eso y nos dedicamos a buscar valores que en realidad son anti-valores como endiosar al dinero, o al trabajo, o a una persona, en fin. Ojo con lo que nos vienen a enseñar nuestros hijos.

Comentarios

comentarios