Empacar para ir donde los abuelos

Empacar para ir donde los abuelos

Pasar una noche o un fin de semana en casa de los abuelos puede ser una experiencia familiar muy divertida para tu hijo y para ellos. Hoy te daremos algunos consejos sobre lo que debes empacar para que tu pequeño esté tranquilo durmiendo lejos de casa. empacar-para-ir-a-donde-los-abuelos-blog-baby-fresh-002 TÚ DECIDES Lo más importante es que tú te sientas cómoda y feliz de permitir que tu hijo pase la noche fuera de casa,bajo el cuidado de sus abuelos o de otros familiares cercanos, pues suelen ser un apoyo natural durante la crianza. Igualmente eres tú quien decide cuál es la edad indicada para que esto suceda: algunas mamás estarán cómodas con confiarle el cuidado de su bebé a otro familiar desde los primeros meses, otras necesitan más de un año para abrirse a esta experiencia. empacar-para-ir-a-donde-los-abuelos-blog-baby-fresh-003 Disfrutar el tiempo con otros miembros de la familia puede afianzar vínculos de cariño muy valiosos para su crecimiento. Aquí algunas recomendaciones para preparar la maleta de tu hijo: 1. Piensa en su rutina y empaca todos los elementos que necesita para ella, especialmente si se trata de objetos que no se encuentran en casa de los abuelos (si tu hijo usa tetero, si usa un vaso especial, chupa, etc.). Pásales una lista de las cosas que lleva tu bebé o cuéntales qué objetos tienen a su disposición. 2. Tu instinto de mamá te dirá que debes empacar ropa adicional. Los pequeños se ensucian fácilmente y tanto tú como los abuelos se sentirán más cómodos si tienen a la mano un par de pintas de repuesto. 3. Piensa en prendas que se adapten a las actividades que realizarán: si los abuelos piensan llevarlo al parque o a caminar, por ejemplo, empaca prendas acordes al clima (en esta entrada te explicamos cómo elegir prendas según el calor o el frío). empacar-para-ir-a-donde-los-abuelos-blog-baby-fresh-005 4. Tu hijo se sentirá más a gusto si puede llevar sus juguetes y objetos favoritos. Si tiene una cobijita que siempre lo acompaña, un peluche o muñeco, asegúrate de empacarlos. Esto lo hará sentirse conectado con su casa. 5. ¡No olvides sus artículos de aseo! Si usa un shampoo especial, pañitos o una crema, por ejemplo. Y cuéntale a los abuelos para que sepan qué usar durante los momentos del baño o cambio de pañal. 6. Si tu bebé usa pañal, recuerda empacar unos extra. 7. Cuéntale a los abuelos cómo son las rutinas o cuidados especiales de tu pequeño, así ellos estarán más preparados y tú podrás sentirte mejor al dejar a tu hijo vivir esta experiencia. Recuerda motivar a tu hijo a divertirse con la experiencia y recuérdale que tú volverás por él al día siguiente, con ganas de que te cuente lo mucho que disfrutó.

Comentarios

comentarios